lunes, 15 de septiembre de 2008

Embajadores en el paro

Tras la decisión del presidente de Bolivia, Evo Morales, de pedir la expulsión del embajador de EEUU en La Paz, Philip Goldberg, acusado de instigar las protestas violentas contra su Gobierno, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en solidaridad, expulsó al embajador estadounidense, Patrick Duddy.

¿No resulta, francamente, chocante que tras este huracán diplomático el Gobierno de Estados Unidos no haya reaccionado con más fuerza que el devastador Ike?. La tibia respuesta de USA que se limitó a expulsar a los embajadores de ambos países sudamericanos resulta llamativa. ¿Qué hubiera ocurrido si los gobiernos en liza fueran los de Alemania y el Reino Unido?

2 comentarios:

J. Pasqual Martorell dijo...

Míralo y analízalo desde este otro punto de vista: Por mucho que expulsen embajadores, los Estados Juntos siguen siendo el principal comprador del petróleo venezolano. Ni más ni menos que 1,5 millones de barriles diarios de una producción aproximada de 3 millones de barriles/dia. Es decir, mientras ese hilo no se corte (y va a ser difícil de momento) no va a pasar nada. Y si ese hilo se cortara, quien entraría en barrena sería Venezuela, porque esa exportación supone el 90% de los ingresos del país. Así que, por mucho que grite Chávez contra el Imperio, son los USA quienes están alimentando en estos momentos a Venezuela.

Pepa Martorell dijo...

Es, sin duda, un argumento devastador. No question about the power of money